Debo decir que amé el blog. Diooooos hay tanto por conocer en México que una vida no basta. En fin, excelente blog.

Concuerdo contigo que una vida no es suficiente para apreciar las maravillas de México 🙂